5 consejos para un correcto Mantenimiento de la Comunidad

5 consejos para un correcto Mantenimiento de la Comunidad

¿Cómo solucionamos una avería urgente? ¿Qué sucede si nuestra comunidad sufre un fallo eléctrico? Si no disponemos una planificación adecuada de Mantenimiento de Comunidad, nos exponemos a que nuestro bloque, urbanización… quede desprovista de los servicios más básicos.

A continuación, os detallamos una serie de recomendaciones que evitarán sustos y contribuirán a un correcto mantenimiento de vuestras comunidades:

  1. Limpieza de las comunidades: es imprescindible que los espacios comunes (ascensor, rellano, escaleras, etc), estén limpias y que esta tarea se realice usando el método y los productos de limpieza adecuados para tal fin. El profesional encargado de estos trabajos revisará que el vecindario cuente con los productos necesarios. Así mismo, también se hará cargo de que las arquetas y los desagües estén en regla.
  2. Pequeños arreglos o reparaciones: a menudo pueden surgir humedades, desconchones en las paredes o simplemente pequeños desperfectos que si se solucionan a tiempo puede evitarnos problemas más graves y costosos en el futuro.
  3. Conserje: tanto si vivimos en una urbanización con un número elevado de vecinos elevado con espacios comunes que requieren de vigilancia permanente como si vivimos en un bloque con numerosos residentes, es importante contar con un conserje que realice todas las tareas pertinentes para que todos los espacios estén a raya.
  4. Mantenimiento del alumbrado: otra de las tareas que debemos prever en el mantenimiento de nuestras comunidades es la revisión de las bombillas y el alumbrado. De este modo, evitaremos que los vecinos se queden a oscuras en cualquier momento.
  5. Contar con una empresa de conserjería y mantenimiento de comunidades: para acometer todas las tareas detalladas con anterioridad, es preciso ponerse en manos de profesionales que garanticen que todos los trabajos se van a llevar a cabo adecuadamente. Además, disponer de una empresa especializada en el servicio integral de mantenimiento de comunidades nos puede garantizar que, por ejemplo, cuando llegue el verano y se abra la piscina de nuestra urbanización (en el caso de que contemos con una) no nos quedemos sin socorrista, un profesional fundamental para la seguridad de los bañistas.

Estos son solo algunas de las recomendaciones que os damos para el correcto funcionamiento y bienestar de vuestra comunidad.