La figura del guarda de obra

La figura del guarda de obra

Cada vez son más las empresas de arquitectura y construcción que demandan puestos de guardas de obras para proteger y vigilar sus nuevas construcciones y proyectos en desarrollo con el objetivo de evitar robos de material, daños en las infraestructuras o la ocupación del terreno. 

¿Qué es un guarda de obra?

El guarda de obra es el profesional encargado del control de acceso y supervisión a la obra. Además, se encarga de vigilar el estado del lugar y el material para que no sufra deterioros por parte de terceros. 

Funciones del guarda de obra

Entre las principales funciones del guarda de obra destacan la información y/o control de los accesos a la obra, comprendiendo el cuidado y custodia de las llaves; y la apertura y cierre de puertas. También, ayuda en el acceso de personas o vehículos y el cumplimiento de la normas internas impuestas por la empresa propietaria de la obra. El guarda de obra también lleva la ejecución de tareas de ayuda y socorro en caso necesario. 

Control del personal tanto propio, como aquel ajeno a la obra, además de la ayuda e indicaciones a los mismo si lo necesitan. El guarda deberá vigilar el tránsito de personas y vehículos dentro de la zona acotada para la obra. 

Comprobar y cuidar el estado y funcionamiento de los bienes, instalaciones y materiales en general que pueda haber en el recinto, así como garantizar su conservación. Con esto se consigue que todo esté en perfecto orden ante la llegada diaria de los trabajadores, para que no se generen problemas que puedan retrasar el trabajo y la entrega de la obra. 

Nuestro profesionales

En Seinsur nuestros profesionales dedicados el cuidado y seguridad de obras están formados para dar un servicio integral de calidad. Si quiere dejar su obra en las mejores manos contacte con nosotros en info@seinsur.es.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *